Personajes

 
Outcast2_Guion1_Personajes_Otra-Linea-Tiempo


 

Cutter_Slade

Cutter Slade

Hijo único nacido en San Francisco en los liberales años sesenta, Cutter slade tuvo una educación muy poco convencional. Sus padres fueron unos intelectuales simpatizantes del ala izquierda del Partido Demócrata: su padre era profesor de lengua inglesa en la Universidad de California en Berkeley, mientras su madre, noruega de nacimiento, era traductora.

A lo largo de 1968 tomaron parte activa en las numerosas manifestaciones que se sucedieron en el recinto / la Universidad de Berkeley en contra de la guerra de Vietnam. Con unos padres tan progresistas, Cutter tuvo una niñez de lo más tranquila. No le presionaron para que estudiase, pero le inculcaron la importancia de valores tan importantes como la sinceridad, el respeto por los débiles, la tolerancia y la justicia. También le enseñaron a ser absolutamente independiente y a vivir la vida a su aire. Del bilingüismo de sus padres, Cutter heredó su pasión por los idiomas y un don especial para aprenderlos (de hecho, y desde un punto de vista académico, ésta es la única asignatura en la que destaca).

Además de su facilidad para los idiomas y de su pasión por la historia, Cutter descubre durante su época universitaria sus grandes aptitudes para los deportes. Es muy buen atleta en general, pero sobre todo destaca en el fútbol americano. Pronto se hace indispensable como quarterback del equipo de fútbol, de su facultad, motivo por el cual las autoridades universitarias hacen la vista gorda ante su pobre expediente académico.

En 1987, Cutter se enrola en secreto en la Marina. Aunque tanta disciplina le produjera una sensación de rechazo, solo la Marina podría saciar su sed de acción y aventura. Su familia y en particular su padre, no lograban entender su decisión.

Cutter destacó durante su período de formación y fue inmediatamente seleccionado para entrar en el campo de entrenamiento del SEAL. Allí también se le considera como excepcionalmente dotado y consigue llamar la atención del Comandante Doug Dawson.

En los años que siguen, Cutter se convierte en uno de los miembros más conocidos del SEAL, todo ello bajo la atenta, aunque distante, mirada del Comandante Dawson.

Su carrera evoluciona paralelamente a los conflictos más oscuros de la política exterior de los EE.UU.: Panamá, América del Sur y Oriente Medio, son escenarios frecuentes de sus actividades.

Cutter consigue satisfacer su apetito de aventura y acción en el SEAL, pero sus diversas operaciones le crean dudas sobre si la violencia de las acciones y las razones que se esconden detrás de ellas están justificadas.

En los meses anteriores a su última misión, Cutter se va distanciando de la Marina, cortando todo contacto con los integrantes del SEAL fuera de sus misiones. Empieza a darse a la bebida en sus horas de asueto. Sus superiores, incluyendo a su mentor, Doug Dawson, acaban por enterarse. No obstante, nadie interviene.

Herido en el transcurso de una misión, Cutter regresa al campamento del SEAL.

Cuando se recupera se le encarga una misión de relaciones públicas con la reportera Marion Wolfe, hija de la senadora Clare Fitzgerald, y su fotógrafo. Durante esta misión, el fotógrafo pierde la vida en un accidente.

Para gran sorpresa de Cutter, la senadora Fitzgerald le culpa de la muerte del fotógrafo calificándola de aventurero irresponsable. La senadora somete la actividades de Cutter a una investigación que dura dos años. La imagen que presenta es la de un soldado violento que se ausenta sin permiso y bebe en exceso.

En Septiembre del 2002 la senadora, con la ayuda de sus abogados, fuerza a Cutter a dimitir y quedarse con la mitad del sueldo nada más.

Las capacidades de Cutter como "máquina de guerra" van disminuyendo lentamente conforme se va distanciando del SEAL. El único que consigue despegarlo del vodka es su amigo Doug Dawson (ahora Almirante).

El presidente de los EE.UU. encarga al Almirante Dawson, la creación de los PROWLERS, un equipo no oficial de hombres capaces, anónimos y entrenados para que lleven a cabo ciertas misiones secretas y peligrosas. El Almirante no duda en reclutar a Cutter como Comandante en jefe de las Operaciones.

 

Cutter_Slade_marine


 

Marion_Wolfe

Marion Wolfe

Marion Wolfe nacida en 1974 en Filadelfia, es hija única. Su madre, Clare Fitzgerald fue la heredera de una de las fortunas locales de Filadelfia, el Fitzgerald Bank. Su madre conoció a su padre, un caballero inglés, llamado Sir Randolph Wolfe, en Mónaco en 1972. Se casaron en Londres en 1973. Mucho más interesado en la caza mayor que en la vida familiar, Sir Randolph Wolfe, no resultó ser un marido ideal. Se divorciaron en 1975. En 1983, el padre de Marion perece en un accidente aéreo en Kenya.

Clare Wolfe es independiente y posee una fuerte personalidad. Entro en política en los años setenta. Abogada de profesión, en 1988 se convierte en fiscal y después en senadora por el estado de Pensylvania (con el nombre de Clare Fitzgerald). Criada sin un padre al lado, Marion se mantiene muy unida a su madre. Es una estudiante brillante (alentada por su madre), y muy pronto comienza a mostrar interés por el estudio de las civilizaciones extranjeras y un gran don para la ciencia. Tras abandonar la escuela secundaria, Marion estudia biología en Yale y después etnología en Chicago, donde se gradúa en el año 2000.

Aunque pretendía dedicarse a la investigación, su madre la convence para que se haga una profesional de los medios de comunicación, y se convierte en periodista. Escribe varios informes sobre las civilizaciones, amenazadas del mundo.

Por una recomendación de su madre, recibe un encargo de National Geographic para realizar un importante documental sobre la últimas civilizaciones indias en América del Sur. Clare utiliza sus influencias para proporcionar a su hija protección militar, dados los peligros inherentes a una expedición de este tipo.

Marion y su equipo reciben un entrenamiento intensivo de un mes en el campamento del SEAL. Una de las actividades consiste en una semana completa de lanzamientos en paracaídas con Cutter Slade como principal instructor. Un salto desde el avión para alcanzar una plataforma petrolífera resulta ser un completo desastre.

Una tormenta repentina pone a prueba los nervios de los componentes del equipo. Un golpe de viento, desvía al fotógrafo de la trayectoria prevista. Su paracaídas queda enganchado en una grúa cercana. Contra las órdenes de Cutter, el aterrado novato suelta las correas y encuentra un precario refugio en las palas de carga a 40 metros por encima del embravecido oleaje.

Cutter estabiliza las palas sosteniendo dos cadenas de acero colgantes. Decide enviar a la persona más cercana (Marion) a mover una palanca en el cuadro de mandos para devolver las palas de la grúa a la plataforma antes de bajarlas al suelo.

Esta decisión resulta catastrófica. En medio de un ataque de nervios, Marion se equivoca de palanca.

Por una fracción de segundo, Cutter se queda mirando con impotencia como las palas se abren lentamente y el alumno resbala al mar con una expresión de perplejidad en los ojos.

El cuerpo sin vida de Mark Tilfont fue encontrado a la mañana siguiente, lo que produjo la cancelación inmediata de toda la operación.

Cuando Marion regresa a EE.UU., Clare acusa al pentágono de poner en peligro la vida de los alumnos de forma deliberada. Se entera de la labor desempeñada por Cutter Slade y descarga sobre él su cólera por medio de una larga batalla legal.

Por primera vez, Marion y su madre tienen una discrepancia seria. Marion explica a su madre el auténtico papel desempeñado por Cutter, y todo lo que le debe a éste, pero su madre se niega a escucharla. Además le prohíbe volver a ver a Cutter, aunque Marion sólo pretendía explicarle que no estaba de acuerdo con su madre.

Marion se aparta de su madre y abandona el periodismo. se convierte en una investigadora en el campo de la bioetnología. Vuelve a viajar mucho y en el 2003 publica una enciclopedia sobre los nutrientes terrestres ("La tierra da de comer. Enciclopedia de los nutrientes terrestres". Cutler & Merchand. 2003).

En 2007, Marion es nombrada directora del laboratorio de Exobiología de la Universidad de Chicago y es reconocida como una de las máximas especialistas en su campo.


 

William_Kauffman

William Kauffman

Kauffman pertenece a una buena familia de Nueva Inglaterra. Su abuela, descendiente directa de los Van Den Straaten, asegura que sus propios abuelos llegaron a América en el Mayflower. Su padre era profesor de ciencias en Harvard. Su madre murió en el parto en que él vio la luz - prematuramente con tres meses de antelación - . Creció siendo un niño enfermizo.

Con menos de 20 años , se marchó como médico voluntario a Vietnam. Allí resultó herido y lo enviaron a casa después de ser condecorado con un Corazón Púrpura. Tras licenciarse en Harvard, Kauffman comenzó a investigar en el campo de la física cuántica, que constituía un nuevo campo de desarrollo del conocimiento en aquellos momentos.

Kauffman se casó dos veces y tiene hoy dos hijos, uno de cada esposa. Es un buen padre cuando tiene tiempo para ver a sus hijos, pero su dedicación al trabajo relega su vida familiar a un remoto segundo plano.

Tras completar la teoría de Einstein sobre la "Supercuerda", recibe el Premio Nobel de ciencias. Se sienta en muchos comités y en los consejos de algunas de las empresas americanas más poderosas (en especial en un banco de negocios y un grupo dedicado a las ciencias biológicas). Publica un artículo sobre la existencia de un número infinito de mundos paralelos, pero nadie le toma en serio.

El ejército se pone en contacto con Kauffman, le propone financiar sus ideas y le presenta a Anthony Xue. Kauffman y Xue no hacen buenas migas pero, se necesitan el uno al otro para completar sus investigaciones.

La primera prueba del proyecto "SideStep" sale mal y genera un agujero negro. Kauffman no está seguro de que elemento en concreto falló y solo quiere solucionar el problema para poder continuar desarrollando sus teorías.


 

Anthony_Xue

Anthony Xue

Xue nace en 1970 en el seno de una familia pobre del sur. Sus padres tienen una cafetería-restaurante en la autopista de Tampa, en Florida.

Desde muy temprana edad, Xue muestra una excepcional capacitación para todo lo relacionado con lo científico. Aunque le sobra inteligencia para conseguir becas, sus padres nunca le permitirán dejar Tampa, para ir a estudiar fuera (para ellos Xue no representa más que mano de obra barata, que lava los camiones de los clientes y sirve en la cafetería en los momentos de apuro).

Aprueba el bachiller con 16 años y entra en una escuela especializada y consigue el título en ciencias físicas con las notas más altas que se pueden alcanzar en la poco prestigiosa universidad de su estado.

Ya no va estudiar más.

La única forma de escapar de sus padres pasa por la obtención de un trabajo lo antes posible.

En 1993 entra en un grupo de investigación encabezado por el sucesor del Profesor Amato (premio Nobel de física en 1969), un tal Dr Albert Ross.

A pesar de sus sencillo puesto de ayudante de investigación (una especie de agente de información). Xue entra por primera vez en el prestigioso entorno del MIT, con las numerosas oportunidades científicas que ofrece.

A lo largo de los primeros meses de su colaboración con Ross, y a pesar de su inexperiencia y falta de cualificación, Xue eclipsa claramente al resto de los investigadores.

Pronto se convierte en blanco de envidias. Colegas carentes de sentido se ven obligados a reconocer su inteligencia superior y en privado (o más abiertamente delante de miembros influyentes de la comunidad científica) menosprecian su origen humilde y sus esfuerzos por ocultarlo.

A pesar de todos los chismes, Xue sigue brillando en su trabajo de investigación y pronto se hace con la responsabilidad de dirigir un laboratorio entero. Inicia experimentos sobre las reacciones de la materia y antimateria. Los resultados alcanzados durante 1999 son muy prometedores y le ponen al alcance de la mano el reconocimiento de toda la comunidad científica.

A lo largo de 1999, la sed de reconocimiento que Xue padece le lleva a realizar más y más experimentos tomando cada vez menos precauciones. Le obsesiona el deseo de obtener más y más resultados. El 24 de Octubre de 1999 estalla la catástrofe. Los investigadores pierden el control de la reacción de la materia y la antimateria y 11 personas mueren a causa de una explosión en el laboratorio.

Aunque la justicia no considera a Xue responsable de esta tragedia, la comunidad científica toma cumplida venganza por el éxito previo de este investigador iconoclasta , acusándole de comportamiento irresponsable en su trabajo. Pronto comprende que la comunidad investigadora le esta haciendo la vida imposible, y en abril del año 2000 abandona el MIT.

No obstante, Xue no se ve privado por mucho tiempo de continuar con sus investigaciones. El ejercito de los EE.UU. lleva años interesado en su trabajo y pronto le proporciona un nuevo laboratorio y la financiación necesaria... a cambio del más absoluto de lo secretos. Aunque Xue puede ahora continuar con su trabajo, sigue condenado a permanecer en el anonimato.

En el 2003, después de tres años de trabajo, y nuevos experimentos, el ejercito pide a Xue que se ponga en contacto con el Profesor Kauffman, quien ha estado intentando demostrar la existencia de mundos paralelos. Según el comité científico del ejército responsable del seguimiento del trabajo de Xue (y según el propio Xue), la energía producida por las reacciones de la materia y la antimateria podrían proporcionar acceso a los mundos paralelos descritos por Kauffman.

Venciendo sus reticencias y recelos hacia la figura de Kauffman, que a Xue le parece la encarnación del sistema científico que siempre ha rechazado, Xue se entrevista con Kauffman y le sugiere que trabajen juntos. Kauffman duda en un principio (conoce, desde luego, el pasado de Xue y le preocupa la posibilidad de que se produzcan negligencias en un campo científico nuevo como la exploración de los mundos paralelos) pero al final acepta trabajar con Xue.

Durante los cuatro años siguientes, los dos hombres colaborarán estrechamente.

La combinación de sus capacidades produce unos resultados que sobrepasan las previsiones más optimistas (el ejercito americano no tenia previstos experimentos a tamaño natural antes del 2015 como muy pronto). Pero a lo largo de los años no surge entre los dos hombres ninguna relación que no sea la estrictamente personal. Kauffman encuentra una nueva razón para deplorar la exagerada prisa de su colega, mientras que a Xue cada vez le cuesta más trabajo tolerar ser considerado por sus financiadores como el ayudante de Kauffman, un mero "subcontratista" responsable de los problemas de energía.

No se admiten más comentarios